Buscar
  • Eturgo

El impacto de las soft skills en el éxito empresarial del sector turístico.



Ante las diferentes problemáticas que rodean al sector turístico, una de las más escuchadas es la fuga de talento y la dificultad para retenerlo, y es aquí donde se repite cada vez más el término soft skills.


Las soft skills son una serie de habilidades personales y emocionales (habilidades blandas) que cada vez están más relacionadas con el éxito empresarial. Dichas habilidades blandas pueden adquirirse de forma innata, aunque la buena noticia es que también pueden desarrollarse o potenciarse mediante la formación.


Liderazgo, inteligencia emocional, comunicación, resolución de problemas, gestión de equipos… Existen una serie de competencias emocionales y sociales que son clave ante el cambio generacional y necesidades interpersonales que estamos viviendo en los últimos meses.


Según la Harvard University, el 85% del éxito de la carrera profesional depende del desarrollo de las soft skills así como también de su aplicación en las rutinas diarias.

¿En qué medida intervienen las soft skills en el éxito empresarial? En este post te damos todas las respuestas.


El perfil ideal del candidato de las soft skills.

Enfocarse en las habilidades blandas es primordial para aportar dinamismo y capacidad de adaptación al negocio. Pero esto no significa que debamos dejar de lado las habilidades técnicas (o conocidas como hard skills). Un candidato ideal debe buscar el equilibrio entre los dos tipos de skills.


Aclarado este punto, desgranamos las 3 habilidades sociales primordiales, entre otras muchas, que debe tener un candidato a desarrollar su carrera dentro sector turístico.



INTELIGENCIA EMOCIONAL.


¿Sabías que el ser humano diseña sus experiencias laborales o personales a través de una sucesión de emociones protagonizadas ante cada situación?


La intensidad y el enfoque con la que esas emociones sean sentidas y percibidas determinarán su forma de actuar.


El profesional debe ser capaz de saber emocionalmente a qué momento se enfrenta o está, para llevar a cabo una acción u otra, ya que ante la aparición del estrés somos propensos a crear conflictos, tanto con nosotros mismos o con los demás, generando así frustración. Todo se acumula hasta que explota.



COMUNICACIÓN INTERPERSONAL


Tan importante es saber interiorizar las emociones como saber externalizar éstas en una conversación. Ser asertivos, saber dar feedback o ser empáticos son 3 de las características, entre otras muchas, en las que recae la satisfacción de las necesidades de nuestros equipos y clientes.



RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS


Los conflictos surgen y nos acompañan a lo largo de la vida, no debemos huir de ellos. Estos se deben hacer frente con normalidad. En el sector turístico, la interacción social es la base del éxito, por lo que la satisfacción en el servicio pasa por aplicar las técnicas adecuadas en cada momento que solucione un conflicto y así, darle la vuelta a la situación para seguir avanzando hacia los objetivos.



Pero, ¿Cómo se relacionan las soft skills y el éxito profesional en nuestro sector?


A continuación, desgranamos los beneficios que genera tener profesionales formados en soft skills dentro del ecosistema empresarial turístico.:


  • El liderazgo, la gestión de equipos, flexibilidad y resiliencia son cualidades de un perfil soft skill clave en el desarrollo de la operativa del sector, lo cual ayuda a la empresa a ser más productiva y crecer.

  • Los profesionales de recursos humanos buscan cada vez más perfiles para liderar que dominen la inteligencia emocional, con altos niveles de control del estrés. Esta competencia no hace otra cosa que mejorar la toma de decisión, priorización de tareas y gestión del tiempo al tener un control emocional absoluto para pensar y así, decidir, haciendo que el día a día sea más enriquecedor.

  • Las soft skills y la transformación digital forman un tándem ideal. Las habilidades sociales son cada vez más importantes a la hora de hacer frente a los avances en automatización. No debemos olvidar que las máquinas generan un trabajo repetitivo y rutinario, mientras que la persona es quien se encarga de controlar, supervisar y evaluar.

  • Un profesional con habilidades soft skills mejora tanto el ambiente laboral, como que hace mejorar a las personas que le rodean. El equipo está mucho más motivado y las personas empoderadas, lo que ayuda a la retención del talento.


Cada vez más, el mundo cambia y es más dinámico. Las generaciones más jóvenes reclaman a los profesionales de recursos humanos otras necesidades para desarrollar su carrera profesional. El salario económico impacta a corto plazo. Una vez transcurren los primeros meses, entran a jugar otros factores, como el salario emocional. Conciliación, ambiente de trabajo motivado y ambicioso, beneficios sociales y planes de carrera.


En resumidas cuentas, el alcanzar éxito empresarial depende en gran medida si invertimos en las personas.




18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Benefíciate ahora de la Promoción "CYBER WEEK" con un 20% dto. en nuestro curso de Inteligencia Emocional